Opinión

Honestidad: una de las claves para pautar medios

En nuestra agencia Interactivity solemos pautar campañas de medios online. Lo hacemos para clientes propios, pero también para otras agencias que no tienen mucha experiencia en el tema y necesitan ayuda. Pero escribo esto no para contarles lo que hacemos en la agencia, sino para compartir una historia que ocurrió la semana pasada.

en busca de la honestidad

Resulta que un cliente nos convoca para competir con otras tres agencias para otorgarle a una de ellas el pautado de medios digitales para todo el año. Nos pide una propuesta económica y de trabajo, y la hacemos. Vienen a nuestra agencia (luego de haber pasado por otras dos agencias de medios internacionales) para que les expliquemos cómo imaginamos el trabajo en el próximo año juntos. Y aquí la sopresa.

El cliente abrió muy grande los ojos cuando le expliqué cómo es nuestro formato de trabajo. No tenemos el “Remanent System Media” ni el “Interactive Flow Method” ni ninguno de estos otros nombres rimbombantes para explicar cómo vamos a pautar. Nosotros proponemos un modelo honesto y transparente, donde tomamos la responsabilidad de lograr los objetivos de nuestros clientes y nos “ponemos la camiseta”: contratamos a los medios, les mostramos a los clientes qué vamos a pautar y dónde, y dejamos que sea el cliente quien (si quiere o puede) le pague directamente al medio, que elegimos porque nos parece el mejor para sus necesidades. A diferencia de las otras agencias que participaban del concurso, dejamos que el cliente tenga absoluto control de lo que se pauta. No negociamos con los medios que nos convienen a nosotros, sino con los que les sirven a ellos. Y, algo fundamental, nos capacitamos permanentemente para saber cómo hacerlo mejor.

“¿Pero los medios nos les dan a ustedes una comisión por traerles clientes?” No.
“Dale, seguro que sí: una nota de crédito o algo así.” No. 
“¿En serio?” En serio.

Nosotros cobramos un porcentaje de lo que el anunciante decida pautar, nada más. Elegimos cuáles son los mejores espacios, pensamos la creatividad, hacemos los avisos, y nos ocupamos de ver cada día cómo funciona lo que estamos haciendo, con el compromiso y las ganas de que al cliente le vaya bien. No queremos que gaste el dinero rápido para trabajar menos en monitorear: queremos que nuestro trabajo les haga rendir mejor la inversión.

Y, aclaro, no usamos ningún software con nombres en inglés. Usamos un concepto que no abunda en el mercado: la honestidad. “Honesty”, si lo querés en inglés. O sea, no estamos de acuerdo con alimentar el gran negocio de muchas centrales de medios que ganan en base a todo lo que les cobran de más a sus clientes por delante y por detrás del mostrador.

Ojo, no digo que todas las centrales de medios sean así. Pero muchas siguen repitiendo este modelo de la publicidad tradicional donde la comisión al cliente era baja, pero la “cometa” por debajo de la mesa entre el medio y la agencia que pautaba las campañas pagaba la fiesta de todos, siempre a expensas del cliente.

No nos vendemos como “Masters of the Universe” ni “The Millenium Agency” ni nada parecido. Somos una agencia que quiere ayudar a que a sus clientes les vaya mejor. Así, también nos va mejor a nosotros, ¿no? 🙂

Si tenés opiniones para sumar, y con respeto, bienvenidas. Acá o en @gmames en Twitter.

Join the discussion 2 Comments

  • Juliana says:

    Qué buen testimonio! Asocio las palabras honestidad y transparencia al valor de la palabra. Una tontería de otro ámbito, pero ayer se nos cayó la compra de un auto un momento antes de firmar. Triste cómo se va diluyendo el compromiso y la palabra empeñada!
    felicitaciones!

Leave a Reply