Derechos HumanosTrolls

Amnistía Internacional dice que la cultura de Twitter es tóxica

Amnistía Internacional publicó que Twitter está fallando en prevenir el contenido que abusa y en proteger los derechos de las mujeres, tras una investigación de 16 meses en plataformas de redes sociales.

(al final de la nota, el reporte completo)

El grupo de DDHH comentó que sus resultados arrojaron que Twitter no está tomando los pasos adecuados para dirigirse y prevenir el contenido tóxico dirigido hacia las mujeres, incluyendo amenazas de muerte, de violación, racismo, transfobismo y abuso homofóbico.

Además, Amnistía comentó que cuando Twitter hace un esfuerzo por responder a estos abusos es inconsistente:

“Muchas veces, estos reportes no son dirigidos en lo absoluto, dejando el contenido
abusivo en la plataforma”

Amnistía Internacional investigó Twitter y el abuso online a hacia las mujeres desde Diciembre de 2016, con casi 1100 mujeres británicas para concluir que solo el 9% cree que Twitter hace lo suficiente para frenar los ataques y el 78% considera que no puede expresarse libremente sin recibir amenazas o abusos.

En 2017, llevó adelante el IPSOS MORI, una encuesta a mujeres entre 18 años y 55 en Dinamarca, Italia, Nueva Zelanda, Polonia, España, Suecia, Reino Unido y Estados Unidos.

  • 33% dijeron haber recibido abuso o acoso por lo menos 1 vez
  • 41% dijeron que se sintieron físicamente amenazadas
  • 26% dijeron que fueron investigadas de alguna forma

Kate Allen, directora de Amnesty International, declaró: “Twitter se ha vuelto un lugar tóxico para las mujeres”, además agregó que la plataforma tiene la responsabilidad legal de prevenir discriminaciones, abusos y ser transparentes en sus esfuerzos.

En respuesta, Twitter comentó que no puede borrar contenido con odio o prejuicio de la sociedad y que han hecho más de 30 modificaciones en los últimos 16 meses para mejorar la seguridad, incluyendo una instancia de acción para reportar abusos.

Pero Allen contratacó diciendo: “Los trolls están ganando la batalla porque Twitter está
fallando en detenerlos”.

Reporte de Amnistía

 

Fuente

Leave a Reply