Después de que Drake publicará su álbum doble “Scorpion”, las comunidades de Internet se encargaron de crear el nuevo challenge de danza que daría la vuelta al mundo.

El primero en hacerlo fue el comediante Shiggy, y llevaba el nombre #DoTheShiggy. Se hizo popular y evolucionó al #InMyFeelingsChallenge. En poco más de un mes, el desafío estaba en todas partes, subió los números de Drake en los chars y le aseguró a Shiggy un lugar en el vídeo musical oficial. Solo en el mes de julio hubo más de 100 millones de vistas a vídeos de “In My Feelings Challenge”.

En muy poco tiempo la canción se convirtió en soundtrack de un momento cultural en todo el mundo, más allá de Estados Unidos y Canadá, y adoptando otros nombres y figuras como el #KikiChallenge. Estos cambios evidencian que los influencers pueden llegar más allá de su mercado local y con las oportunidades correctas, ser centro de conversaciones sociales auténticas.

Aunque Drake no había publicado el vídeo músical de “In My Feelings”, los fans llenaron los espacios vacíos con sus desafíos virales, dándole un aspecto visual a una canción popular mucho antes de que el artista lo hiciera. Con el reto cumplieron no son sólo personalidades del Internet, también se sumaron celebridades establecidas como Will Smith, Dua Lipa, Millie Bobby Brown, Will Smith, Steve Aoki y DJ Khaled (son parte del vídeo oficial); que en un mes amasa 109 millones de vistas en Youtube.

 

El heredero seguro de este trend es el #IdolChallenge, que está inundando internet desde el 27 de agosto gracias a la popular banda coreana BTS. El vídeo oficial de la canción, publicado el 24 de agosto, tiene 125 millones de visitas en Youtube una semana después. Con una coreografía compleja, el vídeo inspiró a los fans de la banda a imitarlos. El challenge empezó en sudáfrica y se potenció una vez que uno de los miembros subió un vídeo del challenge, arrasando con twitter con el hashtag #IdolChallenge. Algunas celebridades que ya se han unido a este desafío son Zelo (de B.A.P.), el show So You Think You Can Dance, DJ tWich (el dj de Ellen Show), y el panda mascota de Panda Express.

 

Ambos son una muestra de que una coreografía moderna y un fan atrevido son herramientas invaluables para potenciar el potencial de una canción en esta época.

 

Fuente

Fuente

Fuente

Leave a Reply