En YouTube cada día se ven millones de horas de vídeo, y se comparten miles de millones de horas de vídeo para acumular billones de vistas. En medio de tal volumen de información, y mirando de cerca, hay claros patrones que hablan de la conducta del consumidor. Estas son 3 de las conductas más interesantes de YouTube 2018.

De vuelta a los básicos

La vida actual lleva un ritmo frenético, y 3 de cada 4 personas reconocen que han experimentado al menos un síntoma de estrés durante el mes anterior. No es sorprendente que las personas estén buscando nuevas maneras de desestresarse, relajarse y simplificar sus vidas. En dado caso la sorpresa es que utilicen la tecnología para este fin. En YouTube, el tiempo dedicado a vídeos relacionados con “relajación” aumentó 70% entre julio 2017 y junio 2018.

Esta tendencia se hace visible de formas interesantes, como el aumento histórico de suscripciones a canales de “vida en una van”, que documentan los intentos de crear un estilo de vida alternativo y minimalista. La tecnología primitiva y los vídeos de supervivencia también alcanzaron su mayor reproducción histórica este año, con millones de visitantes tratando de aprender cómo construir un sistema de filtros para agua en medio de un entorno hostil, o cómo pescar.

La nueva generación de consumidores valora experiencias por encima de las posesiones. Los más experimentados expertos se adaptan a este cambio, vendiendo estilos de vida más que productos. Por ejemplo, IKEA da tips para transformar espacios y convertirlos en centros de relajación funcional.

Buscando inspiración

Cada día hay más opciones para todo, y los consumidores pueden sentirse ahogados. De forma paralela, vuelven sus ojos a contenido en vídeo para reducir opciones: Los vídeos de comparación de producto (“qué comprar”) doblaron su tiempo de reproducción este año.

La variedad de contenido a la que se acercan los consumidores es amplia: De productos de belleza a viajes. Por ejemplo, las visitas a vídeos de “rutina diaria”, donde se habla de maquillaje y productos de cuidado de la piel, se han triplicado en los últimos dos años. Y este año, las visitas a vídeos relacionados con viajes aumentaron 41%, especialmente cuando se compara agosto y septiembre con los mismos meses del año anterior.

Muchos consumidores buscan la guía de los influencers para inspirarse, pero eso no significa que las marcas no puedan involucrarse. De hecho, 70% de los consumidores indican que están dispuestos a aprender de productos en YouTube, directamente de las marcas.

Conectando con el otro

Aunque es cada vez más común ver a personas con la cabeza enterrada en sus teléfonos, muchos visitantes de YouTube están buscando una experiencia social y quieren interactuar con otros. Aunque resulta curioso, 7 de cada 10 Gen Z dice que ver vídeos con otros los ayuda a sentir más conectados.
Esta es una conducta común que se experimenta en YouTube a través del 2018. El año ha sido una fuente de vídeos que alientan a sus visitantes a hacer algo (estudiar, limpiar, leer) junto al Youtuber y otros followers. Por ejemplo, el BooktubeAThon tuvo 40% más vistas que en 2017.

Las marcas también tienen un pedazo de este pastel. Por ejemplo, Kate Spade creo una serie de YouTube llamada “Talking Shop” donde los fans pueden conocer los productos mientras los encargados de tienda revelan nuevos lanzamientos, comparten tips de estilo y responden las dudas de los visitantes. Se siente mucho menos como marketing y más como una conversación valiosa.

Fuente

Leave a Reply