El Update de Windows 10 de octubre incorporó, entre sus nuevas características, Windows Hello. Esta nueva característica del sistema operativo permite acceder al sistema operativo empleando un lector de huellas dactilares o una cámara, por reconocimiento facial, lo que permite a los usuarios acceder a los archivos almacenados en el interior de sus equipos sin tener que teclear una contraseña. Para que esta característica funcione correctamente, tanto el lector de huellas como la cámara deben de estar certificadas como compatibles.

La mayoría de las laptops recientes incluyen un lector de huellas dactilares, pero si no tenés uno, ya venden lectores que se conectan por USB.
Para configurar Windows Hello, seleccioná el botón Inicio y, a continuación, seleccioná Configuración > Cuentas > Opciones de inicio de sesión  para configurar Windows Hello. En Windows Hello, verás opciones para la cara, las huellas digitales o el iris, si el equipo cuenta con un lector de huellas digitales o una cámara compatible. Una vez configurado, podrás iniciar sesión con un deslizamiento rápido o una mirada.

 

 

Fuente

Fuente

Fuente

Fuente

Leave a Reply