Google anunció su intención de adquirir Alooma, una compañía que permite a las empresas combinar todas sus fuentes de datos en servicios como BigQuery de Google, Redshift, Snowflake y Azure de Amazon. La promesa de Alooma es el manejo de los datos y la administración para sus usuarios. Sin embargo, además de este servicio de integración de datos, Alooma ayuda con la migración a la nube, la limpieza de estos datos y su posterior uso para IA y determinados casos de uso de aprendizaje automático.

«Aquí en Google Cloud, estamos comprometidos a ayudar a los clientes empresariales a migrar sus datos de forma fácil y segura a nuestra plataforma», escribió el Vicepresidente de ingeniería de Google, Amit Ganesh, y el director de gestión de productos de Google Cloud Platform, Dominic Preuss. «La incorporación de Alooma, sujeta a las condiciones de cierre, es un ajuste natural que nos permite ofrecer a los clientes una experiencia de migración automatizada y optimizada a Google Cloud, y darles acceso a nuestra gama completa de servicios de bases de datos, desde la administración de bases de datos Open Source hasta Soluciones como Cloud Spanner y Cloud Bigtable «.

Antes de la adquisición, Alooma recaudó alrededor de $15 millones, incluidos $11.2 gracias a Lightspeed Venture Partners y Sequoia Capital a principios de 2016. Las dos compañías no revelaron el precio de la adquisición, pero lo más probable es que se trate de un precio modesto debido a lo que Alooma ya había recaudado previamente. 

Google emitió un comunicado en relación a la situación de Alooma: “Por ahora seguirán funcionando igual Alooma y Google Cloud mientras esperamos las aprobaciones regulatorias y completamos el acuerdo. Después de cerrar, el equipo se unirá a nosotros en nuestras oficina de Tel Aviv y Sunnyvale y aprovecharemos la tecnología y el equipo de Alooma para proporcionar a nuestros clientes de Google Cloud un excelente servicio de migración de datos en el futuro. Con respecto a la compatibilidad con competidores, el producto Alooma existente continuará brindando soporte a otros proveedores de la nube. Solo aceptaremos nuevos clientes que estén migrando datos a Google Cloud Platform, pero los clientes existentes seguirán teniendo acceso a otros proveedores de la nube”.

De esta manera, en el futuro Alooma no aceptará nuevos clientes que deseen migrar datos a competidores. No es un dato que sorprenda y es bueno ver que Google continuará apoyando a los usuarios existentes de Alooma. Sin embargo, aquellos que usan Alooma en combinación con AWS, Azure y otros servicios que no son de Google comenzarán a buscar otras soluciones pronto, ya que esto también significa que Google no desarrollará el servicio más allá de su estado actual.

Los cofundadores de Alooma afirman que “el viaje no ha terminado. Alooma siempre buscó proporcionar el camino más simple y eficiente hacia la estandarización de datos empresariales de cada fuente y transformarlos en inteligencia accionable. Unirse a Google Cloud nos llevará un paso más cerca de ofrecer una experiencia completa de migración de base de datos reforzada por el poder de su tecnología en la nube, incluídos análisis, seguridad, inteligencia artificial y aprendizaje automático”.

Fuente

 

Leave a Reply