La época de las bodas y nacimientos esponsorizados abrió su espacio a accidentes de tráfico con la inclusión de productos específicos. Tiffany Mitchell, @tifforelie en Instagram, es una influencer de Nashville con una comunidad de 211.000 usuarios. Desde su blog recomienda recetas libres de gluten, explica sus dietas de limpieza o postea sobre visitas a espacios de su ciudad patrocinados por Uber. Tiffany fue acusada de compartir una serie de imágenes sobre una caída con su moto y luego recrear el incidente para promocionar una marca de agua. 

La bloguera sufrió un accidente con su moto dos semanas atrás, del cual salió con algunos rasguños y decidió compartir la historia en su cuenta de Instagram. Lindsey, una fotógrafa amiga, iba en otra moto mientras le tomaba fotos y también continuó sacando cuando tuvo el accidente y después de la caída. Estas imágenes, incluidas las de Mitchell en el suelo dolorida junto a una botella de agua perfectamente encuadrada de Smartwater, se subieron a la cuenta en una galería donde narraba lo ocurrido. 

Las primeras reacciones de seguidores le deseaban una pronta recuperación, pero el posteo comenzó a llenarse de opiniones críticas con lo que había hecho. Algunos usuarios le recriminaron subir una sesión de imágenes realizadas después de la supuesta caída, en una especie de recreación de la escena. La extraña incursión de la botella de Smartwater es un ejemplo de lo que puede llamarse Product Placement, lo que usualmente utilizan los influencers de lifestyle. 

Mitchell negó que la sesión sea falsa: “Nada fue recreado. Me entristece que algunas personas digan esto, pero no es el caso. No sabía que me estaba haciendo las fotos, pero después me las mostró y estoy agradecida de que haya capturado este momento tan intenso para mí¨. 

Por la gran cantidad de críticas sobre la botella de agua, la influencer negó que fuese una estrategia patrocinada: ¨Nunca convertiría una historia tan personal en una campaña de marca. Me dieron agua mientras estaba tirada”. Por su parte, Smartwater, una firma de la que es rostro Jennifer Aniston, aclaró que no tiene ningún contrato con Mitchell. 

La influencer mantiene que su post tenía buenas intenciones y subió uno nuevo donde lamenta la burla viral que causó la noticia de su accidente, insistiendo en la veracidad de las fotos de su caída. 

Fuente

Leave a Reply