Twitter está desarrollando un nuevo sistema para solicitar la verificación e implica una opción adicional de “Verificación de solicitud”, que aparece en una pantalla de configuración de cuenta rediseñada. Esta característica aún no se lanzó al público, según Twitter.

La verificación es una de las funciones más solicitadas de Twitter fuera de un botón de edición: una forma de adquirir la codiciada marca de verificación azul que generalmente se reserva para las figuras públicas.

Durante años, el sistema de verificación de Twitter fue temporal, lo que generó confusión entre los consumidores sobre lo que significa ser verificado en su plataforma. La compañía quería que el sistema transmitiera que alguien con una cuenta de alto perfil es, de hecho, quienes dicen ser. Pero en cambio, el sistema a menudo se percibía como uno que buscaba a aquellos que Twitter consideraba “figuras notables”.

La marca de verificación llegó a significar una insignia de honor, a veces con resultados negativos. Este problema llegó a un punto de inflexión en 2017 cuando los críticos descubrieron que Twitter había verificado la cuenta que pertenecía a Jason Kessler, el organizador de la manifestación de supremacistas blancos en Charlottesville Virginia, en agosto, que dejó una persona muerta. Twitter intentó explicar que su sistema otorgaría la insignia de verificación a las cuentas de “interés público”, pero los críticos argumentaron que un conocido supremacista blanco ni siquiera es una cifra que deba verificarse, especialmente cuando tantas cifras realmente notables aún no lo son.

Posteriormente, Twitter dijo que pausaría las verificaciones mientras descubría cómo arreglar el sistema. También eliminó el formulario de envío público que permitía a los usuarios solicitar la verificación mientras trabajaba para repensar sus procesos.

Más tarde, en 2018, Twitter anunció que ya no priorizaría su revisión del sistema de verificación para centrar sus esfuerzos en la integridad electoral. En los meses que siguieron, Twitter desaceleró el ritmo de las verificaciones, pero no se detuvo por completo. Verificó a los candidatos que calificaron para su votación primaria, que fue un ajuste de las elecciones de mitad de período de Estados Unidos de 2018. También continuó verificando a los funcionarios electos que ganaron un cargo público. Recientemente comenzó a verificar expertos en salud autorizados que tuiteaban información creíble sobre el nuevo coronavirus.

Ahora, la compañía planea recuperar la opción que permite a los usuarios individuales solicitar la verificación. Pero este cambio no se trata solo de la reaparición de la característica. Esta vez, Twitter también documentará públicamente lo que califica a un usuario para ser verificado. La esperanza es que con más claridad y transparencia en torno al proceso, las personas entiendan por qué la compañía toma las decisiones que toma.

En el pasado, Twitter tenía pautas internas en torno a la verificación, pero esta será la primera vez que Twitter haya documentado pública y específicamente esas reglas.

La compañía no hizo comentarios sobre cuándo entrará en funcionamiento el nuevo sistema o qué establecerán las nuevas pautas cuando estén disponibles. Twitter dijo que todo esto es parte del trabajo que se estuvo realizando desde que dijo por primera vez que modernizaría el sistema de verificación.

A menudo se critica a la compañía por cómo aplica sus reglas, ya sea por prohibir o castigar cuentas que rompen sus términos de servicio, qué tweets elimina por completo o cómo aplica verificaciones de hechos, por ejemplo. En otras palabras, la documentación de cómo funciona la verificación no necesariamente pondrá fin a las críticas, pero al menos podría establecer una línea de base, lo que permitiría a Twitter descifrar qué excepciones a sus reglas finalmente requerirán pautas reescritas más adelante.

Fuente

Leave a Reply