La suscripción a los Newsletters volvió a encontrar un gran número de usuarios que buscan contenidos únicos y específicos según sus intereses. Muchos contenidos en Social Media apuntan a la búsqueda de nuevos y potenciales clientes para expandir sus marcas dentro del mercado. 

Los periodistas de Estados Unidos, considerados como pioneros de estos boletines, ya lo tienen incorporado como fuente de monetización de su trabajo con suscriptores premium que desean acceder a sus contenidos. Tanto los periodistas como los medios tienen sus propios newsletters. Muchos de los que sumaron paywalls, tienen boletines que también sirven para aquellos que no están suscriptos, aunque con links que solo podrán abrir si se convierten en usuarios pagos. 

Aquellos que son suscriptores tienen distintos contenidos pensados a medida. Los grandes medios de referencia como The New York Times o The Wall Street Journal, incluyen los Newsletter en el proceso al darse de alta, donde se elige qué contenidos recibir. Esta es una de las claves de su funcionamiento: tanto los que incluyen texto que solo se puede leer como los que se basan en una selección de links, son un producto que suma un valor agregado. 

Las empresas que entienden la diferencia con un email marketing que busca vender o promocionar un producto, son las que realmente aprovechan su valor al tratar el newsletter como una pieza más de su estrategia de contenidos. 

Los newsletter suelen funcionar con temáticas específicas para arrancar. Por ejemplo, eventos deportivos, elecciones, o lo que ocurrió con la pandemia de Coronavirus. En los primeros meses, los medios online lanzaron distintos modelos de newsletters centrados en distintos puntos vinculados a la crisis. Esta condición de un punto específico atrae a los usuarios, que se sienten interesados. El concepto de suscribirse y dejar su mail es el reflejo de dicho interés por recibir información relacionada. 

La combinación del newsletter junto al concepto de individualidad monetizada, como lo llama The New York Times, es la misma filosofía detrás del éxito de pagos en distintas plataformas, donde se abona por ver algo específico. Ese concepto de único y exclusivo es la parte relevante por la cual el newsletter está ganando espacio y confianza en la búsqueda de consumidores.  

Fuente

Leave a Reply