La startup francesa Finary creó una herramienta integral para que las personas adineradas puedan obtener una imagen completa cuando se trata de rastrear la riqueza. Y eso significa que Finary no está restringido a cuentas bancarias, sino que se puede rastrear una gran cantidad de activos, desde bienes raíces hasta criptomonedas y acciones.

Agregar datos fue solo el primer paso. Finary quiere construir un banco privado desde cero con un conjunto diferente de principios fundamentales. Si se piensa en la industria del banco privado, está desalineada la relación de  los clientes y los bancos. En lugar de generar ingresos de los clientes directamente, los bancos intentan vender productos financieros y generar ingresos a partir de esos productos. Lo llaman asesoramiento financiero, pero es solo un proceso de venta complejo.

“Como somos independientes, podemos contarte todo. Los actores existentes solo sugieren soluciones que generan comisiones para ellos”, dijo el cofundador y director ejecutivo Mounir Laggoune.

Finary cree que la próxima generación de ricos buscará una experiencia diferente. Querrán ver la información directamente y tomar decisiones informadas por su cuenta. En otras palabras, al igual que ya no se llama a un banquero para transferir dinero a un miembro de la familia, Finary quiere empoderar a las personas ricas con las herramientas y la información adecuadas.

Algunos inversores existentes lideran la ronda en Finary, a saber, Speedinvest e Y Combinator. También participan business angels, como los fundadores de Qonto, Steve Anavi y Alexandre Prot, así como Eric Demuth, de Bitpanda.

Pero eso no es todo. Finary también cree que construir un nuevo banco privado también significa que los clientes más activos deberían tener una participación en la startup, que pronto lanzará una campaña de crowdfunding de capital.

En términos prácticos, las personas podrán invertir tan solo 10 euros para comprar acciones o fracciones de una acción a través de una plataforma de crowdfunding de capital que se lanzará próximamente en Francia. “Asignamos 500.000 euros, pero estamos de acuerdo con algo de sobrefinanciación”, dijo Laggoune.

Finary lanzó una aplicación móvil para iOS y Android. Esa aplicación se convirtió en una forma popular de acceder al servicio, ya que los usuarios tienden a consultar su cuenta de Finary nueve veces a la semana en promedio, es decir, más de una vez al día.

La startup también agregó más integraciones y ahora se puede rastrear 10.000 bolsillos de dinero diferentes en Francia, Estados Unidos, Canadá, España, Italia, Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo. Por ejemplo, se puede conectar varias cuentas bancarias, cuentas de negociación de acciones, agregar sus bienes raíces, lingotes de oro, la dirección pública de su billetera de criptomonedas, etc.

Finary está utilizando varias herramientas basadas ​​en API para rastrear cuentas, como Plaid y Budget Insight. También ejecuta nodos de Bitcoin y Ethereum para rastrear direcciones de billetera.

En general, la startup atrajo 30.000 usuarios y rastrea activos por valor de 10.000 millones de euros, lo que significa que, en promedio, los usuarios de la empresa rastrean más de 300.000 euros cada uno. Actualmente, la empresa gana dinero a través de una suscripción premium que cuesta 10 euros al mes.

Además de agregar datos, Finary puede hacer recomendaciones. Por ejemplo, el servicio ayuda a descubrir tarifas ocultas en fondos mutuos. Los usuarios también pueden generar informes de rendimiento y aprender cómo podrían diversificar sus inversiones a través de diferentes asignaciones geográficas, sectores y perfiles de riesgo.

Con la ronda de financiación, la compañía planea cubrir por completo a las instituciones financieras del Reino Unido, Alemania y Suiza. La compañía también está trabajando en funciones adicionales, como un modo familiar, una mejor manera de rastrear las RSU (o BSPCE en Francia) y la capacidad de separar la riqueza personal de la riqueza profesional.

Finary contratará a 25 personas adicionales. Hay muchas expansiones potenciales de productos en el futuro. Por ejemplo, podría imaginar comprar criptomonedas directamente desde la plataforma. El servicio también podría ayudar con las declaraciones de impuestos. Para fines de 2022, Finary espera multiplicar por diez su base de usuarios y alcanzar los 300.000.

Fuente

Leave a Reply