Airbnb está apostando por la filosofía de «Vive en cualquier lugar, trabaja en cualquier lugar» que gran parte del mundo empresarial se vio obligado a adoptar, comprometiéndose con el trabajo remoto con sus empleados. Una política fuerte y simple que muy pocas grandes empresas -en la lista está Twitter, previo a Elon Musk- se han atrevido a adoptar.

El comunicado a sus empleados menciona cinco puntos:

Puedes trabajar desde casa o la oficina

  1. Puede mudarse a cualquier parte del país en el que trabaja y su compensación no cambiará
  2. Tienes la flexibilidad de viajar y trabajar en todo el mundo.
  3. Nos reuniremos regularmente para reuniones.
  4. Seguiremos trabajando de forma muy coordinada
  5. A decir de Airbnb, sus empleados pueden trabajar desde donde quieran.

Así, si uno desea mudarse, mientras permanezca dentro del país (Estados Unidos), su salario no cambiará. Dondequiera que vaya, obtendrá el mismo salario, ya sea que viva en un pequeño pueblo en o en el centro de la ciudad de Nueva York. No así si desea mudarse de país: donde todo es «mucho más complejo, por lo que no podremos apoyarlos este año».

Aunque los trabajadores -unos 15.000- necesitarán una dirección permanente, tendrán docenas de empresas y ubicaciones para trabajar hasta 90 días al año. Bien vale trabajar un tiempo desde casa o bien desde un lugar vacacional.

En la empresa dicen que todos «se reunirán regularmente» en 2022 y que el próximo año pueden «esperar reunirse en persona cada trimestre durante aproximadamente una semana a la vez».

Otras empresas han anunciado políticas provisionales con el entendimiento de que se revisarán en unos pocos meses. Se habla mucho sobre el modelo «híbrido» o «flexible» en el que los empleados trabajan desde la oficina unos días y luego desde casa el resto del tiempo. Dependiendo de dónde y cómo trabaje, esto podría ser lo mejor o lo peor de ambos mundos. Pero sí sugiere una cierta falta de decisión en el liderazgo.

Hay otras empresas que se debaten con la seguridad y la responsabilidad, como Activision Blizzard que ordenó un regreso a la oficina y luego levantó su mandato de vacunas. Con esta decisión Airbnb se suma a Twitter y tal vez sea el conejillo de indias como «lugar de trabajo totalmente remoto». Quizá las demás empresas estarán observando y esperando que se tropiece con alguna nueva carga fiscal o problema de productividad. Pero quedará por ver cómo supera cualquier nuevo problema que genere.

 

Airbnb commits to fully remote workplace: ‘Live and work anywhere’

Leave a Reply