En la web www.megawoosh.com se explica el proyecto. Se trata de una disciplina llamada Softslide, que consiste en la combincación de fórmulas matemáticas con destreza personal. El resultado: saltar de un tobogán de agua y caer en una pequeña piscina. Es este caso, a 35,2 metros de distancia.

Esta explicación, con gráficos y cálculos físicos incluidos, huele más a un video de los llamados “fake”, que a la causa de un anónimo personaje en busca e inversores.

Arena, la marca de trajes de baño deportivos creada por el hijo de Adi Dassler (fundador de Adidas), parece haberse entusiasmado con la idea y, a partir de ahora, sponsorear a Bruno Kammerl, el heroico atleta, creador de este proyecto.

Vean el video y saquen sus propias conclusiones. Yo opino que es hay una marca detrás de este video viral. ¿Y a vos qué te parece?

Leave a Reply