Esta acción reúne lo mejor del Marketing Directo y el Marketing de Guerrilla en una misma activación.

En Canadá, la cadena de gimnasios Iron Kore produjo una idea muy bien apuntada al target objetivo y de muy bajo presupuesto: ubicó mensajes en ladrillos de concreto que podían presentarse en el local a modo de cupones de descuento.

El único limitante era el peso de cada una de estas piezas, que debían cargarse hasta el gimnasio para ser redimidas.

Genial idea, ¿verdad?

iron kore marketing directo gimnasio

Fuente de Cupón de descuento hecho de concreto

Join the discussion One Comment

Leave a Reply