Los usamos para prácticamente todo, en todos nuestros dispositivos. El merchandising inspirado en ellos es furor, y seguramente ni nos acordamos de cuando no existian. Es que los emojis son parte de nuestra vida, y ahora serán reconocidos como obras de arte.

Los diseños originales de los emojis más populares serán presentados en la entrada principal del Museo de Arte Moderno de Nueva York (MOMA) a partir de diciembre y hasta marzo del año que viene.

El museo adquirió las 176 ilustraciones diseñadas hace casi veinte años; entre ellas no solo la famosa “carita feliz”, sino otros muy populares como el corazón roto y la mano saludando.

Todo empezó en 1999, cuando el japonés Shigetaka Kurita le presentó a la empresa japonesa de telecomunicaciones NTT DoCoMo 176 ilustraciones, pictogramas sencillos para reemplazar las palabras escritas en un mercado de celulares que crecía de forma explosiva pero que todavía tenía pantallas de espacios muy limitados.

Desde esos primeros diseños pixelados hasta las sofisticadas ilustraciones que hoy usamos en nuestros teléfonos, los emojis han recorrido un largo camino que, lejos de detenerse con este nuevo status de “piezas de museo”, se extiende cada vez más.

Fuente

Leave a Reply