No fue simple para los usuarios de Vine aceptar la decisión de Twitter de terminar el servicio. Peticiones fueron hechas, sitios para recopilar nacieron, pero la realidad es que Vine ya no existe.

Si bien, y para no tener comentarios negativos inundando la marca, la compañía decidió transformar vine.co en una especie de museo para recordar por siempre esos videos de 6 segundos que cambiaron el mundo.

Pero eso no fue todo ya que para intentar llevar esa hiperactividad de los usuarios de Vine, que generaron tanto contenido para la plataforma en poco tiempo, Twitter decidió este 2017 añadir una funcionalidad a los videos que se suban y duren menos de 6.5 segundos. El loop automático. Un guiño a Vine y una invitación inmediata a todos los ahora ex users de la primer plataforma de microvideos.

Pero esto no es todo. Twitter ya ha transformado al difunto Vine en Vine Camera, una cámara que no cuenta con logos ni apps para compartir.

Vine Camera es, simplemente, una cámara para realizar un video de 6 segundo que luego de hecho podrá ser descargado por el usuario o compartido en Twitter, donde se adaptará al loop automático que se ha desarrollado para estos videos.

Además, Twitter extenderá el loop de los videos cortos a aquellos subidos directamente y los compartidos desde aplicaciones como Snapchat.

Sin duda, movimientos creados en función de la explosión de los contenidos en forma de video y para continuar en carrera ante el constante crecimiento de Facebook, Instagram y YouTube.

Fuente
Fuente

Leave a Reply