Youtube removió un ad para La Monja, una película de terror a estrenarse, por violar su política de “contenido violento e impactante”. Polygon reportó que el ad -que no podía saltarse- era tan incómodo que un tuit advirtiendo de su existencia se hizo viral, coleccionando más de 135000 retuits.
YouTube no permite “promociones que causan shock o miedo” en su servicio, y la ad es un jump scare barato, pero bastante efectivo. Tiene un ángulo inteligente, jugando con la forma en la que consumimos trailers actualmente: en nuestras computadoras, teléfonos y tablets. Un icono de volumen aparece en la pantalla, subiendo y bajando antes de que la monja aparezca súbitamente.
El internet, YouTube en especial, han sido un espacio para los bromistas y trolls para regar jump scares y asustar a los usuarios. De acuerdo con Know Your Meme, los vídeos como este han estado en circulación desde 2003, aunque fueran un standard en los videojuegos de terror durante años. Un jump scare básico implica el flash de una cara y un grito alto, y puede darse en los contextos más inesperados.
La Monja es una película
Dentro de su propia saga, La Monja es una película que parece encajar. Sin embargo, su fuerza no está tanto en su historia (la investigación vaticana del suicidio de una monja) sino en su stunt promocional, sea intencional o no. La debacle que ha generado el ad se ha convertido en una increíble pieza de promoción, porque en el internet y videojuegos actuales los jump scares ya no son tan comunes, y la pieza de La Monja revivió el formato obligando a la gente a verlo como ad real view. Gracias a esto, el ad recibió todo tipo de atención orgánica y notoriedad viral, que solía ser el objetivo de todas las campañas; y la decisión de retirar el ad la hace más interesante. El teaser aun existe en Youtube como vídeo individual.

Leave a Reply