Si alguna vez has visto un botón de “Añadir a la pantalla de inicio” con forma de banner en un sitio web, sabes que al presionar, la “aplicación” se instala por sí misma de fondo. Cuando abres la aplicación recién instalada, experimentas lo mismo que en el navegador, pero en tu teléfono móvil.

Lo que tienes es una app móvil que descargaste desde una aplicación web, sin necesidad de pasar por la app store. Sin embargo, la facilidad de descarga no es la estrella, sino la capacidad de explorar el contenido incluso sin internet, puesto que tienes acceso offline. Se trata de una Progressive Web App (PWA, para más señas).

 

Reconocer una PWA es relativamente sencillo, ya que permite instalar la aplicación directamente desde la ventana del navegador, está disponible en tu teléfono como una app nativa, y como una app nativa, funciona offline. ¿Pero qué significa que sea progresiva? ¿Que las diferencia de las apps nativas o de las apps web?

El término fue acuñado por Alex Russell y Frances Berriman, y en sus propias palabras “Una PWA es una página web que tomo las vitaminas correctas”. No es un framework ni una tecnología, sino un set de las mejores prácticas para hacer que una aplicación web funcione de forma similar en computadora o en mobile. El objetivo es que la experiencia sea tan uniforme que el usuario sea incapaz de distinguir entre una PWA y una app nativa.

Las PWA ofrecen experiencia de usuario a través de mejoras progresivas. Esencialmente, la PWA cumplirá las mismas funciones en un nuevo iPhone que en uno de generaciones anteriores. Seguro, algunas funciones pueden no estar disponibles, pero la app continúa trabajando y funcionando como debería.


¿Por qué necesito una Progressive Web App?
Hay desafíos que ya estamos enfrentando con las apps nativas y web, y están directamente relacionados con el desarrollo de las WPA:

  • Velocidad del internet: 60% de la población sigue utilizando internet 2G.
  • Carga lenta del sitio web: 53% de los usuarios abandonan un sitio web si es muy lento. El tiempo de espera ronda los 3 segundos.
  • Alta fricción: Los usuarios no quieren instalar apps nativas. Un usuario promedio instala 0 (¡cero!) aplicaciones al mes.
  • User engagement: Los usuarios pasan la mayor parte de su tiempo en apps nativas, pero el alcance de mobile web es hasta tres veces mayor. Por lo tanto, la mayoría de los usuarios no está comprometido de forma activa. Sin embargo, pasan 80% de sus tiempo en sus tres apps nativas favoritas.

 

Las PWA ayudan a resolver estos problemas. Hay múltiples razones  para usar una de estas apps, pero estas son algunas de las capacidades con las que cuentan:

  • Es veloz: Las PWA proveen experiencias consistentemente veloces. Desde el momento en que el usuario descarga la app hasta que empieza usarla, todo sucede rápidamente. Como podés tener la data en caché, es extremadamente rápido iniciar la app de nuevo aún sin ingresar a la red.
  • Experiencia de usuario: las PWA se sienten y actúan como apps nativas. Están en la pantalla de inicio, envían notificaciones push y tienen acceso a las funcionalidades del teléfono, exactamente como una app nativa. La experiencia no tiene grietas y resulta integradora.
  • Experiencia confiable: con ayuda de los service workers que funcionan en el background de la app para mantenerla actualizada, la app funciona incluso sin cobertura.
  • Compromiso: Ya que se pueden enviar notificaciones al usuario, podemos aumentar el engagement manteniendo al usuario al día y comprometido con la app.

En pocas palabras, el futuro ya está aquí.

 

Fuente

Leave a Reply