Tesla espera lanzar el primer robotaxi como parte de una visión más amplia de una red autónoma de viajes compartidos en 2020, según el CEO Elon Musk durante el día de la autonomía de la compañia.

“Me siento muy confiado al predecir que habrá un robotaxi autónomo de Tesla el próximo año, no en todas las jurisdicciones porque no tendremos aprobación regulatoria en todas partes”, dijo Musk sin detallar a qué regulaciones se refería. Agregó que confía en que la compañía tendrá aprobación regulatoria en algún lugar el próximo año.

Tesla permitirá a los propietarios agregar sus vehículos debidamente equipados a su propia aplicación de viaje compartido, que tendrá un modelo de negocio similar al de Uber o Airbnb. Tesla tomará del 25 al 30 por ciento de los ingresos de esos viajes, dijo Musk. En lugares donde no hay suficiente gente para compartir sus autos, Tesla proporcionaría una flota dedicada de robotaxis. Musk habló sobre la red Tesla y sus ambiciones de permitir que los propietarios coloquen sus vehículos en la aplicación de viaje desde 2016.

Todos los nuevos vehículos de Tesla ahora se producen con su chip de computadora totalmente personalizable, un detalle que Musk reveló durante el evento. Ese chip cumple con los requisitos de hardware para una conducción autónoma total, que según Musk era el mejor del mundo. Los vehículos de Tesla están equipados con un conjunto de sensores, como radares y cámaras orientados hacia el frente. No tienen LIDAR o detección de luz y radar de alcance, un sensor que la mayoría de los desarrolladores de AV consideran crítico, pero Musk argumenta que es un aviso de tontos.

El paso restante es el software, que Musk afirma que estará “completo en funciones” y con un nivel de confiabilidad que consideraríamos que nadie debe prestar atención, a mediados del próximo año. “Desde nuestro punto de vista, si avanzas un año, quizás un año y tres meses, pero el año que viene seguro, tendremos más de un millón de robotaxis en la carretera. La flota se despierta con una actualización por aire; eso es todo lo que se necesita”, dijo el CEO.

Musk también notó en numerosas ocasiones que el auto manejo completo y la flota de robotaxi requerirán aprobación regulatoria. Sin embargo, no explicó qué tipo de aprobación regulatoria se necesita. El gobierno federal no tienen ninguna ley que regule los vehículos autónomos. Solo hay pautas voluntarias y si los vehículos no se alteran de ninguna manera en el lado del hardware, como sacar el volante o los pedales, no está claro cómo el gobierno federal podría limitar a Tesla.

Elon Musk podría estar refiriéndose a las leyes locales y estatales que regulan las redes de transporte. Nuevamente, no está claro y actualizaremos la historia si Tesla proporciona nueva información. Recargar los robotaxis de Tesla es uno de los pocos desafíos que enfrentará la compañía mientras se prepara para el despliegue. Musk señaló que ve un futuro en el que los robotaxis volverían a casa, se estacionarían y se recargarían de forma automática. Se bien no llegó a confirmar una versión de producción del cargador de serpientes que Tesla dio a conocer en 2015, quedó claro que Tesla ve una versión similar  en el mercado junto con la red robotaxi.

Fuente

Leave a Reply