De todo un poco

Del bowling al pinball

La lógica 2.0 es, definitivamente, distinta. El grueso de las agencias y creativos están sin dudas en el proceso de migración de modelos, entendiendo este nuevo fenómeno de la comunicación. Lo más complejo, quizás, es la “evangelización” que todos hacemos día a día con nuestros clientes, tratando que asimilen esta nueva cosmovisión.

Para lograrlo, creo que los buenos ejemplos de casos exitosos en el mundo y las buenas metáforas ayudan, y mucho.

En este post les voy a contar lo que leí acerca de Matias Palm Jensen, CEO y Director General Creativo de Farfar, una de las agencias digitales más innovadoras, en este caso de Suecia.

Jensen grafica la diferencia que podemos encontrar entre la comunicación 1.0 y la 2.0. con el ejemplo de dos juegos: el bowling y el pinball (o flipper, como lo conocemos en la Argentina).

Antes, dice, la comunicación era como un juego de bowling: había un mensaje (una bola) y teníamos que lanzarla con la mayor fuerza y precisión posible. Cuantos más palos derribáramos, mejor era. Luego, la bola volvía por el canal que esperábamos (el feedback), y estábamos listos para seguir lanzando. Solo había tres tiros, pero la idea era esencialmente derribar palotes.

Hoy, el juego de la comunicación se parece más a un flipper: lanzamos la pelota (el mensaje), y el éxito suele ser directamente proporcional con el nivel de rebote que esta pelotita tenga (la viralidad). Lo único, es que debemos estar atentos para mover la máquina lo suficiente como para ayudar a direccionar la bola (¡sin tildar el juego!) y volver a tirarla hacia arriba cuando la pequeña pelotita caiga nuevamente en nuestros flippers.

Sin dudas, una metáfora muy gráfica y contundente para entender y hacer entender que las reglas del juego (y el mismo juego) han cambiado.

Leave a Reply