El formato de video se convirtió en un elemento clave de las empresas en la web. Con el aumento de las visualizaciones, el objetivo de sumar nuevos usuarios y el tiempo de permanencia, las distintas marcas se están volcando cada vez más a la creación de este tipo de contenidos. Al fin y al cabo, donde están las audiencias, aparecen los anunciantes. El año pasado, más allá de todas las complicaciones que trajo la pandemia, la publicidad en formato de video fue, sin dudas, una de las ganadoras en alcance y reproducciones. 

YouTube y Facebook son los que mejor están aprovechando el éxito del formato en cuanto a los presupuestos publicitarios en línea. Durante 2020, ambas plataformas tuvieron grandes resultados: juntos, funcionan como un duopolio que controla el mercado de video online. Con el 49% de todos los ingresos publicitarios dentro de esta categoría, los dos servicios se destacaron a nivel global. 

Dejando de lado el espacio en China, que es uno de los mercados más fuertes a nivel de publicidad online donde YouTube y Facebook no tienen presencia oficial, ambos están por encima de la mitad de las plataformas. Se espera que en los próximos cuatro años, la conjunción de las dos empresas ocupe el 51% del mercado publicitario vinculado al video. 

Facebook domina los anuncios out-stream, mientras que YouTube se destaca en formato AVoD. Sin embargo, el potente mercado que se avecina ofrecerá muchas oportunidades para incorporar este tipo de publicidades. Se espera que para 2024, el 52% de la publicidad de display online sea de anuncios de video. Uno de los medios que se verán beneficiados por el estilo de publicidad son los canales de televisión tradicionales, que en la migración a la web lograrán más ingresos mediante este camino. El incremento de 2020 a 2024 en ingresos por publicidad online se estima que pasará de 8.000 a 19.000 millones, siempre y cuando las cadenas cuiden estas plataformas de video con un trabajo organizado sobre la oferta y los contenidos. 

También se espera un crecimiento en AVoD, el streaming bajo demanda que incluye anuncios. Aquellos que ya aparecieron en dicho mercado, como Pluto TV o Tubi, se transformarán en material para compras en las grandes cadenas de televisión, mientras que los gigantes de la tecnología terminarán ingresando al mercado a través de sus propias plataformas. 

Fuente

Leave a Reply