Skip to main content

En agosto pasado, Twitter introdujo una nueva característica en mercados selectos, incluido Estados Unidos, que invitaba a los usuarios a reportar la información errónea que encontraban en su plataforma, incluidas cosas como las elecciones o el COVID-19, por ejemplo. Ahora la compañía está implementando la función en más mercados a medida que se expande su prueba. Además de Estados Unidos., Australia y Corea del Sur, donde la función ya se había lanzado, Twitter está implementando la opción de informes para los usuarios de Brasil, España y Filipinas.

La compañía también ofreció una actualización sobre la tracción de la función y señaló que recibió más de 3,7 millones de informes enviados por los usuarios desde su debut. Por contexto, Twitter tiene alrededor de 211 millones de usuarios diarios activos monetizables, según sus ganancias más recientes, 37 millones de los cuales están en Estados Unidos y 174 millones en los mercados internacionales.

Según Yoel Roth, jefe de integridad del sitio de Twitter, la «gran mayoría» del contenido sobre el que la empresa toma medidas por desinformación se identifica de manera proactiva a través de la automatización o el monitoreo proactivo. Sin embargo, Twitter utiliza los informes enviados por los usuarios a través de la nueva función para identificar patrones de información errónea, un área en la que Twitter tuvo el mayor éxito hasta ahora con la función, dice Roth. Esto es particularmente cierto en áreas como la información errónea no basada en texto, como los medios y las URL que se vinculan a contenido alojado fuera de la plataforma de Twitter.

Pero también señaló que cuando Twitter revisó un subconjunto de tuits informados individuales, solo alrededor del 10 % se consideró «procesable» en comparación con el 20-30 % en otras áreas de políticas, ya que muchos tuits analizados no contenían información errónea en absoluto.

En los mercados donde la función está disponible, los usuarios pueden reportar información errónea haciendo clic en el menú de tres puntos en la parte superior derecha de un tweet y luego eligiendo la opción «reportar tweet». A partir de ahí, se podrá hacer clic en la opción «es engañoso».

Si bien Twitter ya ofrecía una forma de denunciar contenido infractor en su plataforma antes de agregar la nueva opción de marcado, su flujo de denuncia existente no ofrecía una forma clara de denunciar tuits que contenían información errónea. En cambio, los usuarios tendrían que elegir entre opciones como «es sospechoso o spam» o «es abusivo o dañino», entre otras, antes de reducir aún más cómo el tweet específico violó las reglas de Twitter.

La capacidad de señalar los tweets como información errónea permite a los usuarios marcar de forma más rápida y directa el contenido que también puede no encajar en las reglas existentes. Pero los informes en sí están vinculados al flujo de cumplimiento existente de Twitter, donde se usa una combinación de revisión humana y moderación para determinar si se debe llevar a cabo una acción punitiva. Twitter también había dicho que los tuits informados se ordenarían para su revisión según la prioridad, lo que significa que los tuits de cuentas con muchos seguidores o aquellos que muestran niveles más altos de participación se revisarían primero.

La función se implementa en un momento en que se presiona a las redes sociales para que limpien la información errónea que permitieron que se propague en sus plataformas, o corren el riesgo de que la regulación haga cumplir dichas limpiezas y tal vez incluso promulgue sanciones por no hacerlo.

La opción de marcar no es la única forma en que Twitter trabaja para combatir la desinformación. La compañía también lleva a cabo un experimento llamado Birdwatch, que tiene como objetivo la verificación de hechos de colaboración colectiva al permitir que los usuarios de Twitter anoten tweets engañosos con información objetiva. Este servicio aún se encuentra en pruebas piloto y se actualiza en función de los comentarios de los usuarios.

Fuente

Leave a Reply